La derecha tiene dos ollitas

fachasAturdida por la decisión de algunos vecinos de cacerolearse a sí mismos, a sus familias, a sus mascotas y amigos, durante casi una hora cada noche, decidí indagar en los orígenes de este hostigamiento sonoro y me encontré con la cara del fascismo. Aunque luego esta forma de protesta, esencialmente femenina, se usara en verdaderos estallidos sociales, como los sucedidos en la Argentina del 96 y de 2001; sus orígenes son fachos.

Los primeros “cacerolazos” que se conocen se registraron entre 1971-73 contra el presidente Salvador Allende, en los sectores de la clase alta y media de Chile, que se oponían a las medidas de carácter social que buscaban frenar los dramáticos efectos del capitalismo. Entre otras cosas, se oponían a la nacionalización de varias empresas, la administración de éstas por gente “poco capacitada” según esa oligarquía, las mejoras salariales para el sector obrero, el apoyo del gobierno a la organización sindical, las restricciones a los empresarios, las expropiaciones y en general, las medidas de inspiración socialista.

Liderizaba esta protesta el movimiento de ultra derecha llamado “Poder femenino”, conformado por mujeres de la clase alta, quienes como en un aquelarre, ejecutaban sus acciones siempre de noche, desde la comodidad de sus balcones o jardines y, curiosamente, tenían la costumbre de acaparar alimentos y cerrar calles. Como respuesta a estas manifestaciones fascistas, originadas en la derecha de rancio abolengo, el grupo Quilapayún hizo muy popular en 1972 la canción “Las ollitas”, que decía:

“La derecha tiene dos ollitas
una chiquita, otra grandecita.
La chiquitita se la acaba de comprar,
esa la usa tan sólo pa’ golpear.

Esa vieja fea
guatona golosa
como la golpea
gorda sediciosa…”

Los cacerolazos en Venezuela fueron utilizados en los años 90 por sectores populares contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez como una forma de simbolizar que las ollas estaban vacías; pero en el siglo XXI son promovidos por los mismos sectores reaccionarios que los inventaron en Chile; y lamentablemente ya no es sólo esa burguesía la que golpea las ollas. A través de la televisión, grupos antichavistas de diversos sectores de la sociedad, guardianes de los intereses de los ricos y en contra de las reivindicaciones de su propio pueblo, son programados para expandir el odio hacia sus familias y vecinos. Todo comienza con una cacerola, pero no se queda ahí. La furia descargada al caerle a palazos a ese noble utensilio, que nos sirve para preparar el alimento de nuestras familias, es la más pura expresión de una violencia en desarrollo. Una especie de entrenamiento psicológico que los va poniendo “a tono de horda” dispuesta a linchar al primer chavista que se les atraviese.

Si el fascismo toca tu puerta…

Si el fascismo toca tu puerta
ten cuidado
seguramente viene disfrazado
tal vez tenga la cara de tu vecino
de muchacha bonita
de la viejita del 3er. piso
de gente decente
de gente pensante

Si el fascismo toca tu puerta
trata de desactivarlo
recuerda que no es el cuerpo que ves
sino el odio que lo habita
Mejor si no le abres
si lo esquivas
si lo evitas
si haces como si no fuera contigo

Si el fascismo toca tu puerta
no intentes disuadirlo
no le ofrezcas razones
argumentos
explicaciones
no esperes que te escuche
que comprenda
(el fascismo no piensa)

Si el fascismo toca tu puerta
procura que no te toque
no dejes que te contagie
que te vampirice
que te seduzca
que te posea
Ármate de amor
(que siempre es más fuerte)

Si el fascismo toca tu puerta
y pese a todo
no logras ignorarlo
evitarlo
neutralizarlo
disuadirlo
Entonces levanta la voz y dile:
¡NO PASARÁS!

Mathías Ruph

Anuncios

Acerca de CatheBaz

Merideña y caraqueña. Lic. en Letras (ULA, 1999); Msc en Lingüística (ULA, 2005); Diplomada en Comunicación Social (Universidad de la Habana, 2008).
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s